Realismo mágico

La novedad tecnológica que sacude al mundo de los video-juegos es un dispositivo que reemplazará al joystick. El dispositivo en cuestión simplifica la tarea y la vuelve más “real”.

Lo esencial en un video-juego es que sea “lo más real posible”, esa es la premisa al momento de crear un juego. Valiéndose de las herramientas de programación adecuadas y la tecnología disponible logran, en mayor o menor medida, satisfacer a los usuarios de video-juegos brindando acción en tiempo real con gráficos que impactan por su naturalidad.
Hagamos un poco de arqueología informática, recordemos una de las primeras consolas de video-juegos: el Atari. En el partido de tenis que se jugaba en el Atari los límites de la cancha estaban muy bien marcados: eran líneas. Sin embargo, los contrincantes eran dos palotes y la pelotita un punto cuadrado. Básicamente no inspiraba mucho realismo aunque en el plano de la imaginación debemos reconocerle el hecho de haber sido el precursor del Paddle, que hiciera furor años después y que hoy pertenece al olvido.
La novedad tecnológica que sacude al mundo de los video-juegos es el Move, un dispositivo que reemplazará al joystick –usado actualmente para comandar los juegos-. Los joysticks de hoy en día no son muy amigables para quienes hacen sus primeros pasos, los movimientos en el joystick muchas veces se realizan pulsando un conjunto de teclas, esto hace necesario aprender un lenguaje nuevo para la mayoría. El dispositivo Move –lanzado por Sony para su consola Play Station 3D- y su equivalente Kinect –de Microsoft para su Xbox 360°- simplifican la tarea y la vuelven más “real”. Así pues, para un juego de ping-pong basta con sostener el dispositivo como si fuera una paleta y realizar todos los movimientos que se harían durante un partido de ping-pong. Hay gran variedad de juegos para dejar contentos a los que aman los deportes, o quienes prefieren la acción pueden ponerse en la piel de un gladiador romano armado con su escudo y empuñando el nuevo dispositivo.
Dejando volar mi imaginación, mediante estos sensores, podría cumplir el sueño de volar, bastaría unas alas de cóndor virtuales y un par de sensores para despegar los pies de la tierra y tener otra visión del planeta.
Son muchas las horas que nuestros chicos pasan sentados frente a la computadora o consolas de video-juegos. Si bien lo recomendable es que hagan más actividad física y que tengan más contacto social, creo que es una buena forma de que, jugando, quemen un poco más de calorías.


Promo del mes

Equipo ágil y económico que le permitirá disfrutar de internet, música y videos sin inconvenientes. Las tareas de oficina se realizan de manera simple